Sin categoría

Australia es un destino muy deseado por la mayoría de los estudiantes, sus playas, su estilo de vida, estar en la otra parte del mundo… Con la Working Holiday Visa puedes plantearte una estancia en las antípodas trabajando pero hay que tener en cuenta los nuevos cambios de la visa. 

Básicamente, la Working Holiday Visa te permite trabajar y viajar en Australia durante un periodo de hasta 12 meses. De estos 12 meses, podrás dedicar 4 meses a estudiar, y podrás trabajar para una misma empresa durante un máximo de 6 meses, esto quiere decir que si estás en una empresa hostelera y a los seis meses cambias de destino, puedes continuar disfrutando de la visa.

Lo malo es pertenecemos a un grupo de países que dispone la Work and Holiday Visa subclase 462, lo que significa que los solicitantes también deberán acreditar su nivel de inglés. 

Este tipo de visado lo pueden solicitar estudiantes de entre 18 y 30 años. El precio de la Working Holiday Visa asciende a 450 dólares australianos y para poder solicitarla necesitas demostrar que tienes un billete de avión con destino a Australia, y acreditar que dispones de suficientes medios económicos para tu estancia (unos 5000 dólares australianos). Tampoco debes tener ningún problema grave de salud ni antecedentes penales graves.

Los últimos cambios en la Working Holiday Visa para Australia permiten solicitar una segunda renovación del visado hasta alcanzar un total de 36 meses si trabajas en el cultivo de plantas, la cría de animales, la pesca y la recolección de perlas, la repoblación y la tala de árboles, la minería y la construcción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario